Competencias Laborales

Contenido

Las habilidades requeridas para cada tipo de trabajo son distintas. Hay empresas que necesitan personas no solamente capaces de cumplir con lo cuantitativo, sino aportar en lo cualitativo. Aprende todo lo que no conocías sobre competencias laborales.

Cada persona tiene una serie de características que la distinguen. Hay quienes son extrovertidos, se llevan bien con cualquier persona, pero pueden tener un bajo rendimiento en productividad. Hay personas que son reservadas, analíticas, y hablan con la acción, dando resultados inesperados.

Independientemente de las habilidades que se requieran, las empresas deben tomar con la importancia que se merece la selección de las habilidades que quieran ver en el talento humano que contratan. Esto es obligatorio para cualquier organización que quiera crecer, enseguida verás porqué.

¿Qué son las competencias laborales?

 Las competencias laborales son el conjunto de habilidades blandas y duras (soft and hard skills) con las que cuenta una persona para desempeñar su trabajo.

Todas las personas tienen ambas, y es responsabilidad del empleador detectarlas.

Por eso, es necesario que la empresa tenga personas expertas en reclutamiento y selección, ya que ellas tienen la capacidad de armar una plantilla de colaboradores eficiente, eficaz y con buena comunicación.

¿Por qué son tan importantes las competencias en los colaboradores?

Cada persona es una pieza de rompecabezas, para que una empresa crezca, debe colocar las piezas en su lugar y de manera correcta, para que embonen con las demás.

Hay quienes se encargan de seleccionar el personal. Ya sea el fundador o los fundadores, el equipo directivo o simplemente una persona que necesita ayuda de otra para sus actividades, deben tomar en cuenta las competencias que tienen no solamente como profesionales, sino como personas.

Por eso es de suma importancia tomar en cuenta los dos aspectos que mencionamos:

Las soft and hard skills.

¿Qué son y cómo diferenciar entre habilidades duras y suaves?

La manera más sencilla de diferenciar y saber lo que son es con ejemplos:

Ejemplos de soft and hard skills:

Habilidades suaves

  • Comunicación.
  • Colaboración.
  • Resolución de problemas.
  • Liderazgo.

Habilidades duras

  • Manejar una computadora.
  • Analizar números.
  • Crear estrategias de crecimiento.
  • Redactar de manera correcta.

Pongámoslo así:

La diferencia radica en que las habilidades suaves se refieren a las características intrapersonales de cada persona, y las duras se refieren a las aptitudes que una persona adquiere con preparación sobre un tema en específico.

Conoce nuestro Sistema de Nómina
Sistema de nómina que te permite cumplir la ley y hacer cálculos exactos.

Competencias laborales más importantes

1. Saber comunicarse.

La comunicación es el eje central de cualquier relación laboral. Es imprescindible saberse comunicar, y así evitar los *conflictos laborales* que puedan surgir. Independientemente de las diferencias intrapersonales de cada colaborador, se deben considerar en las entrevistas previas, las habilidades que tengan de comunicación con los demás.

2. Tener efectividad.

Sin importar el tipo de trabajo que sea, ten por seguro que requerirá de ciertas habilidades técnicas que deben ser respaldadas con resultados. Es decir, que la efectividad va orientada en qué tan buenos resultados cuantitativos tienes con base en las actividades técnicas que desempeñas. Los números no mienten, así que sea como sea que trabajes, asegúrate de respaldarlo con el cumplimiento de tus objetivos.

3. Ser proactivo.

Hay personas que trabajan de manera reaccionaria, y otras de manera anticipada. Es decir, hay quienes deciden actuar una vez que hay un problema, o ya que hubo un atraso en la entrega, y hay quienes deciden adelantarse para cumplir en tiempo y forma. La proactividad no es para todos, pero todos pueden tener la capacidad de adelantarse a los problemas que se puedan desencadenar por procrastinar o por no cumplir.

4. Con orientación al detalle.

Hay detalles que cuestan utilidades. Es importante que no se confíen del todo al aprobar, publicar, comunicar o dar a conocer información sin antes revisar. Ya sea con clientes, con proveedores o con directivos, la información debe estar al 100% revisada por cada empleado involucrado en el proceso. La orientación al detalle es simplemente asegurarse de que todo esté perfectamente bien hecho.

5. Ser disciplinado.

La disciplina no tiene que ver con la motivación. Es la capacidad de hacer lo mismo todos los días, independientemente de cómo te sientas, o de lo que pienses. Es decir, diferenciar entre la vida personal y laboral, para no involucrar temas personales que puedan afectar el desempeño. Lo bueno es que para incentivar esto, cada vez más empresas han creado estrategias que permiten dar un equilibrio entre ambas y con ello mejorar la productividad, y la disciplina.

Gestiona a tus colaboradores con FiscoClic People

FiscoClic People es una super plataforma enfocada 100% en ayudar a gestionar todos los aspectos de la nómina y los recursos humanos. 

Con nuestra tecnología puedes:

  • Gestionar vacaciones, incapacidades y faltas.
  • Genera comunicados y envíalos a personas o grupos en específico.
  • Dar de alta a tus trabajadores de forma masiva en segundos.
  • Control de asistencia GPS para tus colaboradores.
  • Tener conexión directa al IMSS.
  • Medir la productividad del personal.

Utiliza nuestra tecnología con una sola cuenta, desde cualquier lugar. 

¡Prueba nuestro software de nomina con tu plan Business!

Comparte éste artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr
Newsletter FiscoClic People HR
Recibirás los temas más relevantes en RH, fiscal, legal para desarrollar el talento humano.