Objetivos de una empresa

Contenido

Todas las empresas tienen objetivos que buscan cumplir. Una forma de lograr esto es encargarse de atraer, reclutar y desarrollar al mejor talento humano. Aquí te diremos cómo cumplir los objetivos de cualquier organización.

Cumplir los objetivos de una empresa será complicado, siempre y cuando no haya una visión clara de lo se pretende lograr, cómo se puede hacer y quiénes son los involucrados para llevar a cabo el plan de acción. Los resultados comienzan a llegar cuando las empresas tienen una cultura de trabajo ligera, en la que la operación se da de forma natural gracias a la forma de trabajar que tienen, comparten e imitan todos los colaboradores de la organización.

Para una empresa en crecimiento, las primeras diez contrataciones que tengan definirán el tipo de cultura laboral que habrá en la organización. Es de vital importancia seleccionar bien a los colaboradores que se unirán al equipo de trabajo, ya que son de suma importancia no sólo para conseguir resultados, sino para contribuir activamente al crecimiento de la empresa.

Para poderte orientar al respecto, creamos un modelo que representa la mejor forma en que una empresa puede organizarse para que cumplir los objetivos sea una consecuencia de lo bien que se hacen las cosas internamente, en lugar de que sea un fin al que se debe llegar sí o sí.  

¿Cómo cumplir con los objetivos de una empresa?

Cumplir objetivos no sólo depende de una persona, de un área o de una actividad en específico. Cumplir objetivos depende de toda la empresa en conjunto. Cuando se cuenta con colaboradores comprometidos, preparados y laborando en un lugar donde están a gusto, se obtendrán buenos resultados por consecuencia. 

Es por esta razón que existen 6 factores que determinarán la consecución de resultados de cualquier empresa:

  1. Visión de los Líderes.

La visión de los líderes es esencial ya que serán los primeros en dictar la forma en que se trabajará dentro de la organización.   

Fundadores, directivos, o cualquier persona que esté involucrada en el nacimiento de una empresa, debe estar consciente que su visión se compartirá con los demás colaboradores conforme vaya creciendo el equipo. 

Antes de hacer cualquier contratación, es importante definir hacía dónde se dirigen los esfuerzos. Una vez que eso pase, se podrán tomar mejores decisiones a la hora de elegir con quién o quiénes vamos a colaborar para acercarnos a las metas propuestas. 

  1. Reclutamiento del Personal.

Una vez que la visión, misión y valores están bien definidas gracias a los líderes, ahora viene la parte interesante: atraer, reclutar y desarrollar al talento humano.

Reclutar bien es todo un arte, si no se tiene una buena estrategia detrás, el índice de rotación, así como el ciclo de vida del empleado se verán considerablemente afectados. Todo dependerá de qué tan bien se tomen las decisiones sobre las personas que formarán parte de la empresa. 

Para tomar buenas decisiones, se deben tomar en cuenta elementos como la personalidad, las habilidades suaves y las habilidades técnicas. Si una empresa decide contratar a alguien meramente por sus habilidades técnicas, sin tomar en cuenta su forma de ser, probablemente se convierta en un elemento que no se adecue del todo a la cultura laboral. Esto puede afectar directamente el cumplimiento de los objetivos laborales.  

  1. Beneficios Laborales.

Los beneficios laborales influyen en la consecución de resultados. Elementos como la flexibilidad laboral, anticipo de nómina, bonos, convenios, instalaciones o cualquier elemento que tenga como objetivo mejorar la calidad de vida del colaborador, son una gran inversión que cualquier empresa debería hacer. Como ROI, obtendrás personas comprometidas, leales y que se capaciten constantemente al saber que sus esfuerzos son bien recompensados por la empresa. 

Una política de beneficios no es dependiente de tener muchos recursos económicos. Es importante poder diferenciar entre beneficios que si generan un costo a la organización (convenios, bonos, instalaciones) y los que no generan ninguno (flexibilidad laboral, anticipo de nómina, convenios). Lo importante es intentar crear un ambiente laboral saludable, productivo y dentro del cual los empleados se sientan a gusto.

  1. Experiencia del Empleado.

La experiencia del empleado o employee experience es la percepción que tiene una persona sobre su ciclo de vida con la empresa. Esta experiencia va más orientada hacia lo cualitativo. Más allá de los beneficios laborales, la experiencia del empleado está orientada hacía qué tan bien se sienten con su trabajo, qué tanto se procura su desarrollo, cómo se resuelven sus dudas, requerimientos y exigencias, entre otras cosas. 

Invertir en la experiencia del empleado es invertir en las personas, y las personas son el elemento más importante dentro de cualquier organización. Si buscas mayor atracción y retención de talento, tener una buena reputación como empresa, y construir un lugar donde las personas realmente quieren trabajar, enfocarte en la experiencia del empleado es un gran primer paso para cumplir los objetivos.

  1. Metodología de Trabajo. 

Una buena metodología de trabajo te permite la creación de sistemas efectivos para el cumplimiento de los objetivos establecidos. Hay distintos tipos de metodologías que cualquier empresa puede implementar

Existen metodologías ágiles como Scrum o Kanban, o metodologías enfocadas estrictamente en los procesos, otras en los problemas, y algunas otras en aportar valor y calidad a los clientes. 

Sea cual sea la metodología elegida, se debe implementar por todos los colaboradores. A su vez, todas las personas al frente de la organización deben asegurarse de darle seguimiento, medir rendimiento y tomar decisiones estratégicas para la mejora continua. 

  1. Cultura Laboral.

La cultura laboral es una consecuencia derivada de la forma en que las personas que forman parte de la plantilla de colaboradores interactúan entre sí. La cultura organizacional determina la capacidad que las personas tienen para adaptarse, crecer y desarrollarse dentro del espacio de trabajo.

Dependiendo de la cultura laboral se pueden definir elementos de suma importancia como: 

  1. La forma en que la empresa opera.
  2. La forma en que los colaboradores se sienten.

Aunque influyen elementos tangibles e intangibles, una buena cultura laboral siempre tendrá como consecuencia un mejor índice de rotación, un ciclo de vida del empleado duradero, y la consecución de los objetivos que tiene la empresa. 

Cumple los objetivos de tu empresa con FiscoClic Nómina + RH

FiscoClic People es la primera superplataforma que te permite gestionar la nómina en segundos, y además gestionar a todos tus colaboradores.

Te ayudamos a cumplir los objetivos de tu empresa con nuestra plataforma en la nube: 

  • Deja los cálculos manuales en Excel y concentra toda la información de tus empleados con una sola cuenta. 
  • Paga a tu talento humano sin necesidad de utilizar portales bancarios. 
  • Registros de incidencias, días festivos, asistencias y descuentos.
  • Timbrados ilimitados, firma digital de los recibos de nómina, chat empresarial, medidores de productividad, administración operativa de los recursos humanos, todo en FiscoClic. 

Utiliza nuestro sistema de nómina, desde cualquier lugar.

¡Prueba nuestro plan FREEMIUM!

Comparte éste artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr
Newsletter FiscoClic People HR
Recibirás los temas más relevantes en RH, fiscal, legal para desarrollar el talento humano.

Sistema de nómina
con

50% de Descuento