Reglamento Interno de Trabajo, ¿qué es y cómo se hace?

Contenido

¿Y si no existiera el Reglamento Interno de Trabajo? ¿Imaginas un mundo sin reglas? Es algo difícil de concebir, ¿verdad? Sin duda que sería un mundo muy injusto y desordenado. 

En el ecosistema empresarial no sería diferente. Y como sabemos lo importante de tener reglas para alcanzar el éxito, por eso en esta oportunidad hablaremos sobre qué es el Reglamento Interno de Trabajo, qué importancia tiene en las relaciones entre empleados y empleadores, implicaciones legales y algunos otros aspectos que como interesados en el tema de recursos humanos es importante conocer.

¿Qué es el Reglamento Interno de Trabajo?

Con toda seguridad podríamos definir el Reglamento Interior de Trabajo (RIT) como un documento legal que se hace entre empleadores y empleados de una empresa y tiene como finalidad lograr que las relaciones entre ambas partes, sea la mejor posible, estableciendo para ello normas obligatorias que deben cumplir los involucrados. Aunque la LFT no lo considera obligatorio, bien es cierto que sí lo recomienda porque mejora el clima organizacional.

Ojo, no hay que confundir el RIT con el contrato de trabajo. El primero se refiere, por ejemplo, al establecimiento de normas para prevenir riesgos laborales,  indicaciones para la realización de exámenes médicos regulares, establecimiento de sanciones disciplinarias, normas para cumplir con medidas profilácticas que establezca la autoridad máxima en salud, como puede ser el uso de tapabocas para protegerse del Covid-19, entre otras.

Por su parte en el contrato de trabajo se establecen los derechos y obligaciones que tanto patrones como trabajadores tienen y deben cumplir. 

El contrato tiene carácter obligatorio por ley, mientras que el RIT no, dado que sus normas  son más de tipo complementarias, de orden interno,  para que la relación laboral sea más llevadera.

Reglamento Interno de Trabajo - FiscoClic

¿Para qué sirve el Reglamento Interno de Trabajo?

El RIT es un instrumento de gran importancia para las empresas, para los trabajadores y para los empleadores. 

¿Qué es lo que busca toda empresa? Incluso las organizaciones sin fines de lucro, todas buscan mayor productividad y eso es posible si se trabaja de manera coordinada.

En cuestiones de recursos humanos sabemos que sin organización es poco probable trabajar coordinadamente y por eso también sabemos que tener un reglamento interno, adaptado a las necesidades de nuestra compañía, es ideal para tener éxito porque este permite tener orden.

Pero tener esas reglas no solo es bueno porque hace a las empresas más productivas. Los  empleados también se ven beneficiados porque en ellas se establecen las normas de convivencia.

El uso de uniformes en caso de que este exista, las formas de comunicación formal, como por ejemplo los memorandos, o el tipo de comunicación informal dentro de la compañía, el uso de teléfonos móviles durante la jornada, el adecuado uso de los espacios comunes, cuándo se es objeto de alguna sanción y cuáles son los tipos de faltas, entre otras.

Sugerencias a abordar en un RIT

Al tener las reglas de juego claras, los empleados tendrán menos ansiedad al actuar mientras dure su jornada laboral. Sabrán qué se puede hacer y qué no. Vale destacar que para hacer el documento legal del Reglamento Interno de Trabajo, es necesaria su participación en él. De forma que lo que está escrito ha sido producto del consenso entre ellos y el empleador.

En el RIT de cada compañía deben reflejarse los valores que se definen en su cultura empresarial. La coherencia entre la filosofía de la empresa y sus reglas, es fundamental para generar credibilidad y compromiso. Por ejemplo, una norma que pudiera ser considerada menor podría ser: Si la solidaridad es uno de los valores que se promueven en la empresa, debería haber alguna norma que sancione el bullying en las áreas de trabajo, descanso y recreación de la organización, así como en los eventos sociales que realice o en los que participe. 

Como podemos ver, el RIT también puede ayudarnos a mejorar la imagen interna de la compañía, haciendo que nuestros colaboradores se sientan más comprometidos y proyectando esa imagen hacia el exterior. 

¿Cómo hacemos un buen Reglamento Interno de Trabajo? 

Cada empresa debe construirlo con base en las actividades que realiza y por supuesto en función de lo que es su cultura como organización. Sus valores deben estar presentes en cada norma. Así que el departamento de recursos humanos, encargados de servir como directores de orquesta, tiene un rol protagónico en su elaboración, y deberá apoyarse en el departamento de marketing en lo relacionado a imagen y comunicación.

Para la legalización del Reglamento Interno de Trabajo, hay que saber que el artículo 423 de la LTF obliga a que el documento tenga como mínimo ciertas normas. Entre ellas se pueden mencionar:

  • Los días y dónde se realizarán los pagos.
  • Las horas de entrada y horas de salida.
  • Cuánto es el tiempo para las comidas.
  • Establecer y publicar las normas que tienen que ver con la seguridad laboral.
  • Determinar las labores que ni menores ni embarazadas podrán realizar.
  • Señalar cuáles serán las medidas disciplinarias y cómo se sancionarán.

Por lo demás, la empresa tiene la libertad de establecer las normas que junto a sus trabajadores hayan acordado y les parezcan más convenientes en función de las actividades que realicen. No serán las mismas normas para un laboratorio de investigación científica, que para una fábrica de calzados, por ejemplo.

Mientras sigues leyendo, suscríbete a nuestro canal de YouTube:

Aspectos legales de interés sobre el RIT

Para que un RIT tenga validez jurídica debe ajustarse a lo que se indica en el artículo 424 de la LTF. Que señala que el documento debe haber sido formulado por una representación del patrón y los colaboradores. Se deberán esperar 8 días de haber hecho el acuerdo firmado entre las partes para depositarlo en el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

El documento estará sujeto a revisión por las partes involucradas cuando así lo consideren necesario.

Según la misma ley, después de realizado el depósito el reglamento surtirá efecto, se imprimirá, se repartirá a los colaboradores y se publicará en lugares a la vista, en los espacios de la empresa.

Así como las sociedades mejor organizadas tienen mayor calidad de vida, gracias a que tienen reglas claras y están comprometidos con cumplirlas. Las empresas también se convierten en mejores espacios para las relaciones humanas, cuando tienen reglamentos y están comprometidos con su cumplimiento, logrando como resultado ambientes de trabajo más agradables y más productivos.

Sistema de nómina - FiscoClic - Alt

Artículos de interés

Comparte éste artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr